La Honda Integra quiere combinar lo mejor de los scooter (posición de conducción, confort, protección aerodinámica, etc.) y de las motocicletas (prestaciones, estabilidad, diversión…). La probamos a fondo para ver si lo consigue.