Inaugurada la nueva muestra temporal del Museo Moto Barcelona, que nos traslada a la versión más cercana, utilitaria y urbana de la motocicleta

JJCO4557 (1)

El Museo Moto Barcelona (ubicado en pleno centro de la ciudad, a escasos metros de la Catedral) acaba de inaugurar su nueva exposición temporal: Scooters, un siglo de moto urbana (1916-2016). Un merecido homenaje a este tipo de motocicleta que nació en los años 20, se popularizó en los 50 y es indiscutible líder del mercado actual, formando parte inseparable del decorado urbano de cualquier ciudad, especialmente en Barcelona, donde ruedan a diario más de 300.000 modelos.

El acto de inauguración, celebrado el pasado miércoles 16 de Marzo, contó con la presencia de un centenar de invitados, entre coleccionistas, aficionados y representantes de diferentes marcas actuales de motocicletas, como Albert Cavero, de Montesa- Honda o Álex López, director comercial de Rieju.

Justo cuando se cumplen 100 años de la creación del primer scooter – fue el Autoped, en Nueva York, en 1916 – el Museo Moto Barcelona presenta esta curiosa selección de casi 30 ejemplares, divididos en 4 ámbitos, que permiten descubrir los orígenes y evolución de este vehículo, que revolucionó la movilidad personal y que se ha consolidado como una de las mejores soluciones a los problemas del tráfico actual.

El visitante puede comparar modelos pioneros, como el ABC Skotamota de 1920 o el Brockhouse Corgi de 1944 con curiosidades futuristas o el scooter más vendido de la historia con 90 millones de unidades producidas, el Honda Super Cub.
Las míticas Vespa y Lambretta no fueron ni mucho menos las primeras, pero sí las que convirtieron el scooter en un fenómeno universal, por eso el Museo Moto les ha dedicado un espacio propio, donde destacan, por ejemplo, la primera Vespa vendida en Barcelona en 1953 a la que Salvador Dalí estampó su autógrafo con un pintalabios o una Lambretta 150 special customizada al más puro estilo mod.

La exposición recoge también diversos modelos europeos, como un espectacular KTM Mirabell de 1957 cedido directamente al museo por la central austríaca de esta mítica marca de motocicletas off road. Y una selección de scooters fabricados en nuestro país, algunos bastante curiosos y poco conocidos: Husor, Iruña, Rondine Scooter, Rieju Isard, Montesa Microscooter, Derbi Scotmatic,…

Finalmente, un divertido photocall ofrece la posibilidad de retroceder en el tiempo y convertirse en protagonista de la muestra al más puro estilo vintage.
Scooters, un siglo de moto urbana es una exposición amena e interesante para todos los públicos que podrá visitarse hasta Marzo 2017.