Acompañados por Mario Montoro pilotando su inseparable Yamaha Ténéré 600 y con la Honda XL600 que nos presto para la ocasión. Por delante dos jornadas maratonianas para completar más de 1.000Km por los tramos más míticos de los Rallys catalanes.